Claudio Caniggia: “No podemos pretender que Messi tenga el carácter que tenía el indio salvaje de Diego Armando”

Vaya a saber dónde habrán quedado tantos trofeos. Jura que eran muchos. Él corría y corría para una asociación atlética de Henderson casi sin prestarle atención a lo que sucedía. Volaba en 100, 200, 400, 800, 1500 metros y salto en largo. Ya en las inferiores de River, un día le tomaron una prueba en la vieja pista del estadio Monumental: 10,80s gritó el cronómetro. “Ni tenía zapatos con clavos ni me entrenaba como velocista…”, sonríe, pero no busca presumir. ¿Qué hubiese pasado si…?Claudio Paul Caniggia no define su vida por el espejo retrovisor. A ese pibe le esperaba convertirse en un símbolo de la selección argentina . Para siempre. Probablemente, el socio más explosivo de Diego Maradona . “Él fue el mejor futbolista de la historia, pero éste también es un extraterrestre, es un crack, es un fenómeno”. Caniggia es el hilo invisible que borda con elogios la comparación interminable.

-¿Lionel Messi llegará a la Copa del Mundo de Rusia en el mejor momento de su carrera?

-El máximo potencial de un jugador se da entre los 20 y los 29 años. Messi tuvo una época que fue una cosa…, es increíble también ahora. No quiero que nadie me mal interprete: está todavía bárbaro, porque se cuida, cambió la dieta, está impresionante, pero ni Maradona ni Pelé ni Messi van a volver a ser los que fueron de los 20 a los 29, siempre hay un bajón, pero lo ganás en otras cosas: en experiencia, en cómo leer el partido, cómo caminar el partido, administrar las energías… LeBron James corre menos que antes, sí, pero juega bárbaro a los 33 años porque aprendió a leer el partido. ¿Que significa? Hacer más o menos lo mismo, pero exigiéndote menos. La plenitud se da entre los 20 y los 29 años, pero ahora Messi con casi 31 es más sabio. Él está bien, está bien…, es un fenómeno.

-¿Y dónde está parada la selección?

-Si tomás en cuenta el último partido de la selección, con España, te deja muchas dudas. ¿Por qué debería haber una reacción ahora, por qué tendríamos que ilusionarnos si en los últimos años se ha hecho todo mal? Porque los argentinos somos así, es nuestra mentalidad. No hay argumentos; si fuéramos otro equipo, con llegar a los octavos de final, o a lo sumo a cuartos, ya estaría bien. Otros, incluso, con no quedar afuera en la etapa de grupos ya estarían satisfechos. Nosotros no. Pese a todo, creemos que tenemos que ser campeones del mundo. Nosotros creemos que con un mes va a alcanzar, que el técnico va a poner el orden, va a encontrar el equipo, que los jugadores lo van a seguir y los jugadores se van a poner las pilas., pero no es así. Nosotros, por nuestra condición de ser un poco fanfarrones, imaginamos que estamos en condiciones de solucionarlo todo. Y no es así; necesitamos solidez, que no tenemos. Cuando nos atacan, aparecen los problemas. Y Croacia y Nigeria se la van a jugar, no nos van a tener miedo. Tenés que estar atento desde el primer minuto porque te pueden voltear si te equivocás.

-Quizá sea Messi el argumento que mantiene la ilusión.

-Escuché decir al técnico de la selección, ‘si Messi está bien, entonces está todo bien’. Y no es así. Le metés una presión terrible. En el 94, Basile no nos dijo ‘si está Maradona bien, está todo bien’. Y en el 86, por más que Diego fue increíble, también hubo un equipo sólido. Se le tira toda la responsabilidad a un jugador, ¿y si ese día no está iluminado, y si lo marcan como marcó Gentile a Maradona en el 82? ¿Qué va a decir, que es culpa de Messi? Mirá que no lo van a marcar a Messi como lo marcan en España, ¿eh? A no ser que sean bobos. En España. lo dejan. Acá, por ejemplo, en la Argentina, es mucho más friccionado, te pegan, te arañan, te meten, te hablan, no te dejan salir cuando querés arrancar. En el Mundial no lo van a marcar como en España, entonces deben aparecer los demás. Y si el técnico dice ‘si Messi está bien, está todo bien’…, ¡Pero cómo vas a simplificar todo ahí! ¿Qué es eso? Los demás jugadores deben tomar la responsabilidad de decir ‘no es solo Messi’.

-¿Sentís que lo han dejado solo a Messi?

-Nosotros teníamos a Maradona, pero sabíamos bien que teníamos que estar nosotros. El jugador debe asumir su responsabilidad, aunque sea tu primer Mundial. Yo cuando fui a Italia 90, dije ‘la responsabilidad no es de Burruchaga, Maradona o Ruggeri, que vienen de ganar en México, no, qué carajo es eso, la responsabilidad es mía que soy el delantero’. ¿Para qué estoy si voy a delegar la responsabilidad en otros? Necesitamos tipos ambiciosos, que sanamente no les importe que estén Messi o Di María, que se pongan la camiseta y digan ‘yo quiero ser figura’ y, que no digan ‘de última, si quedamos afuera, yo jugué muy poquito…’ No lo dejen solo a Messi, los otros también tiene que hacerse cargo. Si también aparecen esos, tenemos grandes chances. Y deben aparecer por el nombre que tienen y por lo que vienen haciendo en sus clubes. Tener a Messi es como tener a Maradona, ok, pero Diego tenía alrededor un grupo que apareció cuando tuvo que aparecer.

-¿La rebeldía del futbolista es un factor imprescindible en un Mundial?

-Hay jugadores que han perdido un poco la confianza, como Higuaín…, bueno, esa confianza hay que recuperarla. La alarma la encendió España, ahora no tendremos que engañarnos con los amistosos con Haití e Israel. Son flojitos. ¿Si fue bueno o no jugar ese amistoso? Es ridículo hablarlo ahora. Hay un técnico que se preguntó para qué lo jugábamos… Si tenía que pasar, mejor ahora, porque si ocurre en el Mundial es catastrófico y te volvés.

-¿Cómo juegan la presión y el carácter en un gran torneo? ¿El recuerdo de las tres finales los puede atormentar?

-Pasa en todos los aspectos de la vida, y hay que convivir. Lo ideal sería perder la memoria y no acordarte de lo que pasó tres o cuatro años para atrás. Sería bueno, ¿no? Pero no se puede. ¿Si te puede jugar en contra el recuerdo? Y sí, si te das demasiada manija sí. Espero que no, pero en la cabeza de cada uno no se puede estar. Perdimos tres finales, y sí. Pero prefiero pensar que ahora tendremos otra oportunidad para dar vuelta la página. Esta es otra cosa. Somos resultadistas y sabemos bien que si nos va mal, los van a matar. Pero no es nuevo, ya lo sabemos, ocurre Mundial tras Mundial. No es nada nuevo.

-¿Lo ves a Messi más maduro? Históricamente se le ha reclamado que sea Maradona. ¿Qué creés que necesita incorporar de Maradona?

-A Messi lo veo cada vez más maduro, lo veo mucho más involucrado en aspectos del juego. Messi es un jugador increíble, como lo era Maradona, pero no podemos pretender que tenga la personalidad o el carácter que tenía el indio salvaje de Diego Armando porque no es así. Messi tiene la personalidad para pintarle la cara a cualquiera en cualquier partido, y eso también es personalidad. No se va a achicar ante ninguna situación, le sobra.

-¿Jugará en Qatar 2022 o puede cansarse si en la Copa de Rusia no le va bien?

-Dependerá de él, pero sí, puede estar. Como Diego, que con 35 años también podría haber jugado un Mundial más. Si se mantiene bien, pueden estar. Si hay un equipo sólido, bien rodeado por cuatro o cinco jugadores, claro que puede estar. No es lo mismo a los 35 que a los 31 años, como no es lo mismo a los 31 que a los 27. Entre los 23 y los 27 sí es lo mismo. Pero si se lo propone, estará en Qatar.

-¿Qué Mundial te imaginás?

-Habrá un poco de todo… Desde hace algunos años está la moda de la tenencia y la posesión del balón, fue Guardiola el que rompió todo. Pero ojo, se equivocan si pretenden que lo hagan todos. Tenés que tener los jugadores para eso. Y ese estilo tampoco te garantiza la victoria; ahí lo tenés al Liverpool, por ejemplo, y Klopp es uno de los grandes entrenadores, es uno de los que a mi más me gusta. Sin hacer un culto de la pelota, porque juega muy rápido y muy vertical porque cuenta con jugadores para eso. Y te lastima igual. Y ahí está, en la final de la Champions League. Y equipos con más posesión, como Barcelona y el City, quedaron afuera en cuartos de final. ¿Qué significa esto? Que no hay una formula. No es el único método.

-Esta generación se está despidiendo. ¿Te entusiasma el futuro de la selección? Lautaro Martínez, Icardi, Foyth, Rulli, Correa, Dybala.

-Dybala es un jugador que ya debería haber demostrado más cosas en la selección, y sin embargo considero que es el sustituto ideal de Messi. Bueno, Messi hay uno solo…, a menos que aparezca otro Messi dentro de un año o dos. ¿Estoy pidiendo mucho, no? Están Lautaro, Pavón, Centurión, que si se pone las pilas. Fue al Genoa, volvió., no le gusta estar afuera, hay jugadores a los que no los podés sacar de la Argentina. Y eso no es bueno, pero no quiere decir que no pueden estar. El Mundial se juega en otro país, son 30 días, pero después volvés a tu país. Ese no puede ser un problema. Afuera crecés como hombre, como persona, ya no tenés todo servidito como acá. Y antes era más complicado, te sentías bien extranjero. Centurión es rápido, sabe salir por un lado o por el otro, cada vez hay menos jugadores así, casi no hay wines como Pavón que te encaran, que van en diagonal, que desequilibran en el pie a pie. Es importante tener esas variantes.

-¿Vos hoy serías una especie en extinción?

-Sí, claro, hoy no hay wines, gente que vaya por afuera, desborde, o haga la diagonal, es una posición difícil…, no los hay, o los que hay, no son tan decisivos. Ojalá yo jugara en esta época, me haría un picnic. ¡Si ahora no te puede tocar nadie! Enseguida es amarilla…, antes nos agarraban todo el tiempo. Con estas reglas, a Camerún le echaban seis u ocho [Se refiere a la agresividad de los africanos en el partido inaugural de Italia 90].

-¿Cristiano Ronaldo está a la altura de Messi o es, esencialmente, un gran delantero?

-Los dos son muy buenos, pero Messi es un talento puro. Hay pocos genios. De la categoría de Magic y Jordan. Ellos eran genios, y luego vienen los que son muy buenos como Lebron James. Messi es un crack en cualquier situación y en cualquier época. He escuchado decir: ¿Hay que ver si Fulano se adaptaba a estos tiempos de un fútbol más rápido y friccionado. ¡Pero claro, estúpido! Qué ridículo…, el que lo dice no sabe un carajo de fútbol. Pelé se hubiese adaptado con los entrenamientos de hoy. El que tiene talento se adapta a la velocidad. El que sabe se adapta a la época.

-¿Pensaste en trabajar en la AFA, en la selección?

-Si lo dijera, es como si lo estuviera pidiendo. Y estaría aprovechando una entrevista. Si quisieran, me lo ofrecerían.

Nota extraída de La Nación